Me llamo Mònica Ruscalleda, nacida en Tordera, en la provincia de Barcelona, y vivo en Holanda desde 1998. Mi lengua materna es el catalán, pero gracias a la enseñanza bilingüe que se da en Cataluña, domino tanto el catalán como el castellano a nivel nativo.


Estudios

Siempre he tenido una gran predilección y sentido una gran pasión por las lenguas, lo que al final me llevó a decidirme a estudiar la carrera de traductora neerlandés-español, que terminé el 2010 en la escuela superior de interpretación y traducción de Utrecht (ITV-Hogeschool), en los Países Bajos.

Durante el último año de los estudios hice dos estancias de prácticas: en el departamento académico del Instituto Cervantes en Utrecht; aquí mis tareas fueron traducir y corregir textos en dos combinaciones de lenguas (NL-ESP y ESP-NL), y revisar y corregir las traducciones del curso de español en línea. Las otras prácticas fueron en Holland.com, que forma parte de la Oficina de Turismo y Congresos de Holanda (la NBTC), dónde traducía textos culturales y turísticos para su sitio web.

Durante unos años combiné mi trabajo como educadora social trabajando con personas disminuidas y en el sector social con la traducción, pero ahora mismo trabajo a tiempo completo como traductora.

Registrada como traductora jurada

Inscrita como traductora jurada Neerlandés-Castellano y Castellano-Neerlandés en el registro de intérpretes y traductores jurados (Rbtv), bajo el número Wbtv 4728.
Miembro de la Asociación profesional de intérpretes y traductores neerlandesa (la NGTV).
Certificado de catalán a nivel superior (C2), obtenido en el Instituto Ramón Llull de Bruselas.
Miembro de ProZ.com y Translatorscafe.com.

¿Qué valores encuentro importantes en mi trabajo? Ser honesta, profesional, al servicio del cliente, orientada a buscar y encontrar soluciones, metódica y meticulosa. ¿Soy puntillosa? ¡Sí, seguramente sí!